31 diciembre, 2012

Con el Caos a otra parte. El final de Sapere Aude.

Siento decir que las actualizaciones de este blog han llegado a su fin.

No puedo continuar con él, llevo tiempo sabiendo que sus días en activo en la red estaban terminando. A veces es mejor poner un punto y final, dejar las cosas tal cual están, antes de que toquen fondo.

Por muchas versiones que hiciera de este post, en ninguna podría expresar bien lo mucho que ha significado este blog para mí. Lo empecé con 17 años y me ha acompañado muchos días en los últimos casi cinco años. Comenzó siendo un hobby, un mero pasatiempo donde plasmar mi imperiosa necesidad de comunicarme, sin saber muy bien en qué iba a acabar la cosa, y terminó convirtiéndose en un verdadero salvavidas al que he recurrido en numerosas ocasiones durante todo este tiempo.

Sapere Aude ha sido un catalizador excelente para leer, aprender, escribir, conocer, criticar y equivocarme. Ha sido un gran compañero que ha crecido conmigo, una experiencia de la que me llevo muchos buenos momentos.

No puedo continuar con él porque, a pesar de que sigo reconociendo a esa chica que era hace cinco, cuatro, tres años..., esa chica ya no soy yo. Sapere Aude me ha dado una base importante a la hora de escribir y de re-conocerme. No pretendía mucho más en realidad, este nunca ha sido un blog de grandes aspiraciones.

Mientras escribo todo esto estoy tranquila. Creo que cerrar el blog es la decisión correcta y por eso no tengo ningún reparo en hacerlo, ni siento que me esté equivocando.

Sin embargo, que deje de actualizar este sitio no significa que deje de escribir. Comenzaré otro blog en 2013 -es un año bonito para empezar un nuevo proyecto-, más temprano que tarde espero, y que tendrá que ver y no tendrá que ver con este.

El balance de Sapere Aude es muy positivo. Tengo 39 seguidores confesos, aunque sé que me leéis muchos más. A pesar de que he borrado algunas, termino con 513 entradas -siendo esta la 512- y guardando la última para anunciar el nuevo blog. La media de visitas diarias es de 32, empecé con una media de 6. Este mes de diciembre he tenido el mayor récord de visitas mensuales en toda la historia del blog: 5.950; cuando abrí el blog tenía 1.471, por lo que he quintuplicado las visitas. En resumen: este blog no ha hecho otra cosa que crecer desde que lo abrí. 

Espero que muchos de vosotros me acompañéis en la nueva aventura que emprenderé en breve. Me llevo a mis blogs favoritos conmigo y Sapere seguirá siendo una referencia para mí. 

Las últimas palabras de este post son para vosotros, mis lectores: gracias por estar ahí. En este camino me habéis acompañado mucho más -y muchos más- de lo que había imaginado en un principio. Gracias a los que corríais a leerme en cuanto os enterábais de que había una nueva publicación esperándoos;  gracias a los que os pasábais de vez en cuando por el blog para ver si había algo nuevo y leerme con tranquilidad; gracias por echar de menos que publique cuando he estado más ausente que de costumbre; gracias por vuestros comentarios y vuestras palabras de apoyo y ánimo; gracias por los tirones de oreja, por las rectificaciones que me habéis hecho hacer y por haberme puesto una sonrisa en múltiples ocasiones; gracias por aguantar mis tonterías y cambios de humor, que han sido muchos.

MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR CONMIGO VUESTRO TIEMPO

Mi lucha, así, se convirtió en nuestra.

Hasta siempre.


Sapere Aude

11/04/2008
-
31/12/2012




6 comentarios:

Lisístrata dijo...

nos vemos en aquel lugar q pongas tu impronta y compartas. Será un placer ir a re-conocerte9 allí donde nos señales. Un abrazo.

(lo 1º q leo en 2013, es éste tu artículo, buena entrada!)

Dario Castañé dijo...

Esperamos ese post 513 :) ¡Feliz 2013!

harazem dijo...

De crisálida a lepidóptera.

Guillermo Loaysa dijo...

Me entristece, ya te lo dije, pero tienes unos cuantos incondicionales que te seguimos allá donde vayas.

Ehse dijo...

Yo tenía un blog con el que poco a poco me fui sintiendo menos identificado, pero en vez de hacer lo que has hecho tú, lo abandoné a su suerte, y en parte ahí sigue. Hubiera sido mucho mejor darle una muerte digna.

Esperamos tu regreso.

Josefo el Apóstata dijo...

Los anticlericales del norte te seguiremos enlazando y leyendo. Yo el primero