30 abril, 2008

...Pero hay quien resiste en medio del Caos...

Así es.
El Caos no puede conmigo.
Ya estoy comenzando a volver a instaurar cierto orden en mi micromundo y a reestablecer mi ánimo.
Me dan unas bajadas de ánimo tremendas a veces, que se compensan poco a poco hasta que vuelvo a sonreír. No es tan difícil.

Me siento mejor una vez asimiladas las malas situaciones. Además, afortunadamente en el ámbito familiar, las cosas van mejorando poco a poco.
Un familiar mío tenía una afección de la cual se temía que fuera un cáncer. Tras haberse sometido a varias pruebas, se ha decretado que efectivamente un cáncer no es, y por lo tanto, la vida de esa persona no se ve amenazada.
Este era un tema que me tenía bastante mal, la verdad, entre otros problemas familiares de los cuales no hablaré aquí.

Pero sí que he de decir que lo he pasado mal entre unas cosas y otras, porque he tenido dificultades por todos los frentes.
Sin embargo, ya me siento fortalecida y dispuesta a continuar con la cabeza bien alta y el corazón henchido de ánimo.

Ayer fue la decimotercera gymkhana matemática cordobesa de la cual, yo fui una de las coordinadoras que ayudaban a los participantes. Me gustaría felicitar públicamente al grupo de los "Lethales", compañeros míos de clase, por su magnífica actuación y por haber tenido el orgullo de conseguir el primer premio de la gymkhana. Nunca se me olvidarán vuestras sonrisas, gritos de alegría e incluso saltos. Disfrutadlo, porque os lo merecéis.

Hoy he estado haciendo un examen de Historia tipo Selectividad que me ha salido bastante bien. Después de la pequeña crisis que tuve a principios de este trimestre en el estudio (ya dije que había tenido dificultades por todos los frentes, siendo el estudio uno de ellos) he de decir que creo haberme recuperado y que llevo una buena racha de exámenes. Espero que me dure para Selectividad.

Me gustaría hacer una breve incisión y decir que quienes me comentan son "valientes pensadores", no meros cobardes que se ocultan tras un anonimato. Eso no tiene ningún mérito, me recuerda a lo que hacen los niños de preescolar cuando hacen algo malo y al preguntarles la maestra contestan: "yo no he sido". Así que me figuro que mi anónimo debe rondar los cinco años dada su falta de madurez y valentía al hacerme críticas. A mí me da igual lo que me digan, como dice un proverbio que me encanta: "Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos".
A buen entendedor...

Me gustaría exponer una conversación ficticia inventada por Diana y por mí, en la que quienes dialogan son Casares Quiroga, Presidente del Gobierno de la II República, y un informador que le comenta el avance de los nacionales. Se trata obviamente de una parodia ante la inactividad del Presidente. Una pena que sea de izquierdas y republicana como muchas otras personas, y que todos nos veamos representados por tipos como éste.


Informador: Señor Quiroga, en Marruecos ha habido una sublevación militar. ¡Desean derribar a la República!

Casares Quiroga: ¿Qué? ¿Cómo? Aaah... bueno, no hay de qué preocuparse, en un chasquido de dedos, la sublevación cesará. Ya sabrán actuar convenientemente nuestros camaradas.

(Al día siguiente)

Informador: Señor Quiroga, la sublevación de ayer se ha extendido por una porción considerable del país. ¡Rápido, es el momento de actuar antes de que ocurra algo grave!

Casares Quiroga: ¿Actuar para qué? Sólo es un fuego fatuo, ya se verán reducidos dentro de poco...

(Tiempo después)

Informador: Señor Quiroga, la franja norte de España ha caído en manos de los nacionales.
Casares Quiroga: Bueno, bueno... Ya se rendirán. No nos precipitemos.

(Días después)

Informador: Señor Quiroga, Franco y Mola llaman a su puerta para notificarle que está usted en manos del bando nacional. ¡Han invadido toda España!
Casares Quiroga: Aaah... eso no pasa nada, invítalos a pasar, que vamos a negociar y a tomar un poco de té.

(Instantes después)

Informador: Señor Quiroga, ¡Reaccione! ¡Los nacionales lo están agarrando por el cuello y le están encañonando con una pistola!
Casares Quiroga: Ahh... Eso no pasa nada, se habla todo y ya está.

¡PAN! ... y lo mató.

Gracias, señor Quiroga, por jodernos la Segunda República, a usted y a la pandilla de inútiles que constituyeron el gobierno republicano en general. (Por supuesto, los primeros locos que movieron todo esto fueron los militares deseosos de una Dictadura, no los estoy exculpando, ni mucho menos).

En fin, tenía ganas de cierta distensión en las entradas.
Y para terminar, os dejo una canción que me encanta y me tiene un poco obsesionada últimamente:

http://es.youtube.com/watch?v=J__luZHTCCw


Cuidáos, y hasta que volvamos a vernos.





1 comentario:

Stukov dijo...

Sí.. la segunda republica fue un fracaso... tal y como el intento de golpe de estado por nuestro democratiquísimo PSOE en el ¿34? solo que ellos, fueron unos cutresy su bonita utopía "sosialista" se fue al garete.

Por otro lado, me alegro que tus animos esten más restaurados.

Un cordial saludo.

Stukov