23 septiembre, 2009

Benditos pingüinos





Hasta los pingüinos prefieren sacrificar la vida que no ha nacido en pro de la que ya se ha asentado en la Tierra. Por no hablar de que los pingüinos adoptan a las crías que se han quedado huérfanas, aunque sean una pareja del mismo sexo. ¿Cuando aprenderá la Iglesia Católica que la naturaleza comprende muchas cosas?

2 comentarios:

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

La soberbia -ese gran pecado- se lo impide.

Caracol Tigre dijo...

Nunca lo aprenderán, el dios católico odia la tierra. Se define él en contra de ella.