16 junio, 2010

Café vs Té. ¿Qué es mejor?


Durante años se viene escuchando la misma batalla respecto a dos bebidas muy conocidas y arraigadas en muchas culturas, entre ellas, la occidental. ¿Pero cuál es la mejor de las dos? Analicemos sus propiedades, sus riesgos y curiosidades.


CAFÉ

Originario de Etiopía.

A favor

-Existen muchas variedades y se puede combinar con bebidas alcohólicas, chocolate, nata… ¡es como un postre!

-Estimulante. (Empate)

-Previene enfermedades neurodegenerativas, tales como el Párkinson.

-Reduce el riesgo de padecer Alzheimer.

-Previene la diabetes tipo II.

-Disminuye el riesgo de padecer cáncer (Empate) y de la cirrosis.

-Ayuda en los transtornos depresivos.

-Evita coágulos sanguíneos.

-Diurético (Empate).

-Mejora el asma y las alergias.

-Mantiene en forma a la memoria.

-Los consumidores de café mantienen más relaciones sexuales que los no consumidores.

-Contiene antioxidantes que retrasan el envejecimiento y ayudan a mejorar el funcionamiento del organismo. (Empate)

-Dos tazas al día mejoran la agilidad mental y la concentración.

-A los que les gusta el café se los llama cafeteros… a los que le gusta el té ¿cómo se los llama? ¿Teteros? Qué horror…

-Ya sea solo, con leche, con azúcar, con un poco de licor, con nata… es una bebida deliciosa apta solo para algunos paladares, por lo que tiene cierto carácter exclusivista e individualista.

-El ritual para tomarlo, lejos de las solemnes ceremonias del té asiáticas, es un acontecimiento social sencillo y generalmente jovial. Por no hablar de que es la mejor excusa para quedar con alguien. En cuanto al té europeo, el de los ingleses… quién aguante esos salones sin tener profundas ganas de suicidarse entre todos esos estirados, que venga y me lo diga.

- El café se asocia con distinción, elegancia y un carácter fuerte.

-Es una excelente fuente de potasio, magnesio y floruro.

En contra

-El sabor amargo no gusta a todo el mundo (Aquello del carácter exclusivista). Aunque esto puede considerarse como algo bueno –así no tienes que compartir tu café con nadie-.

-Te puede dar verdaderas patadas en el estómago, sobretodo por la mañana.

-Causa problemas estomacales a algunas personas.

-No está indicado para personas demasiado nerviosas o que padezcan de hiperactividad.

-Produce dependencia (Como casi todo lo que mola).



Producto reconocidamente chino.

A favor

-Existen muchas variedades: rojo, verde, blanco, negro… (Empate con el café, solo que a este no le puedes poner nata, chocolate etc. al fin y al cabo, es solo agua con un toque de hierbas).

-Estimulante. (Empate)

-Diurético (Empate).

-Contiene antioxidantes (Empate).

-Previene el cáncer (Empate).

-Regula el intestino –sobretodo después de la taza de café, que no veas…-.

-Algunos, como el té rojo, eliminan la formación de grasa y mantiene el colesterol en unos niveles aceptables.

-El té blanco fortalece el cabello, tiene vitaminas C y E, estimula las defensas, elimina azúcar de la sangre, bueno para la menopausia y combate los radicales libres.

En contra

-No apto para personas que padecen hiperactividad o son nerviosas.

-No te lo puedes tomar por la mañana, porque al ser agua, te dan ganas de vomitar.

-La teína, al igual que su homóloga la cafeína, también es adictiva.

-No voy a hablar más de salones de té y de ceremonias, pero… ¿no queda fatal eso de “vamos a tomar un té”? Demasiado cursi y repipi, no tiene nada que ver con la fuerza del café.

Conclusión: Pensaba que iba a ser al revés, que el té iba a tener más propiedades que el café, pero al investigar un poco, me he quedado de piedra. Puede ser que el té tenga menos contraindicaciones, pero a la vez, no tiene los mismos beneficios del café, aunque algunos sí compartan. Así que, aunque para gustos, colores, queda claro que es mejor el café. Así que el té, para las abuelitas. Boggart bebía café =D


9 comentarios:

Guillermo Loaysa dijo...

¡GANG! Ganador por puntos...

Llega a ganar el té y te la monto.

De todas formas tu estudio no es del todo acertado. Para que sea válido deberíamos ponernos en los mismos niveles de calidad, tanto de un lado como del otro. Eso quiere decir que si dices que el café pega patadas en el estómago -señal de que es malo- deberías también decir que el té apenas tiene sabor.
De todos modos opino que lo mejor para hacer el estudio es poner ambos productos en un índice de calidad alto/superior, por lo que olvídate de esa tontería de que pega patadas en el estómago.

Otra cosa, y para ser justos con el té, no creo que sea un motivo denigrante para él que digas que "vamos a tomar un té" suena repipi, pero bueno.

También queda extraño que en ambas partes coloques propiedades tanto a favor como en contra, como el hecho de que es estimulante -que luego vienes a poner en contra porque está contraindicada a personas hipertensas-.

Por último, y volviendo al café, si dices que pega patadas en el estómago y que produce problemas estomacales estás repitiendo lo mismo, así que un contra menos para el café.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Te equivocas.

En primer lugar, el café produce dolor de estómago independientemente de su calidad. Tiene que ver con el propio café, ya que sus estimulantes inherentes a veces "estimulan demasiado" y pueden producir dolor, sobretodo porque el café suele ser una sustancia ácida. Cuando digo "problemas intestinales" tiene que ver con que produce diarrea. Y eso está comprobado no por mí, sino por unos cuantos estudios.

Así que olvídate tú de lo de las calidades, porque como comprenderás, no iba a mencionar algo tan obvio como que un producto que tenga mayor calidad, mayores propiedades se conservan. Comparaba productos de igual calidad.

Que tengan valores estimulantes puede ser un beneficio o un perjuicio, depende de la persona, así que está correctamente colocado en ambos lugares.

Y sí, el té es una bebida de repipis, qué le vamos a hacer. Tiene sus cosas buenas, pero es una bebida muy cursi. Si te alivia, el hecho de que te guste más el café que el té -aunque bebas éste-, te hace más parecido a Boggart. (Bueno, no tanto...)

Sharif dijo...

¿Nos tomamos un cafecito mi reina?
:D
Un beso.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Cuando quieras, Sharif. No sabes lo bien que me vendría. Un beso.

Anónimo dijo...

sólo puntualizar una cosa: eso de que "al fin y al cabo es solo agua con un toque de hierbas" es bastante falso. Eso es el te que tomamos aquí; pero en la india hierven el té junto al agua, con leche, con distintas especies, etc. es mucho más sabroso, y eso nuestro de la bolsita 5min en agua les parece patético, es para ellos como para nosotros el "aguachirri" ese que beben los americanos y a lo que se atreven a llamar café...

puntualización hecha: viva el buen café

Vary Ingweion dijo...

Hola. Solo quería hacer una pequeña apreciación. Realmente, la cafeína y la teína son la misma molécula. Al principio se creía que eran dos moléculas diferentes que obtuvieron el nombre inicial en función de la planta de la que había sido aislado. Pero después se descubrió que, efectivamente, es la misma molécula. Es un caso de sinonimia química en que el nombre valido (que es el primero que recibió) es el de cafeína.

Y respecto al tema de conversación, voy a actuar al mas puro estilo Carl Sagan diciendo...
A veces creo que es mejor el cafe. Otras veces creo que es mejor el te. En cualquiera de los dos casos, las conclusiones son asombrosas.

Elvira dijo...

Gracias Vary por tu aportación, no tenía ni idea.

Desde luego cada cosa tiene su momento. Menos mal que yo me fui quitando, porque tanto estimulante hubiera terminado conmigo :)
¡Saludos!

Iara X dijo...

este escrito esta muy a favor del café, , a mi me gustan ambos. tanto hay cultura para el café como cultura para el té. Decir que el té es para abuelitas es un tanto ofensivo. además el te chai sabiendolo preparar es de las bebidas mas exquisitas que existen, al igual que un capuccino Irlandés o Amaretto, aqui hay una imagen que habla acerca de algunas cosas que se te han olvidado:

http://wordpress.policyexpert.co.uk/blog/wp-content/uploads/2011/04/Coffee_vs_Tea.jpg

no desprestigieis a camelia sinensis (té)

Elvira dijo...

Tienes toda la razón, Lara, y si te sirve, desde que escribí este post hace dos años, mi perspectiva ha cambiado bastante. Quizá algún día escriba otro sobre el mismo tema que le haga justicia.

Gracias por pasarme el link, me gusta aprender cosas nuevas.

Un saludo y estoy contigo, el té es para tipos duros ;)