28 septiembre, 2010

Quita-miedos


Bien sabido es

que en el camino

muchas piedras hallarás;

Hoyos y escombros por doquier,

ramajes que te harán tropezar

y, con mala fortuna, perder pie.

¿Rendirte? Fácil es.

Lo difícil es aguantar.


Por eso busca el momento,

persiste, encuentra aliento

en tu calibre, seas humano

o seas un pez.

Ante cualquier duda

o vacilación en tu marcha

sé libre, coherente contigo mismo

aunque tengas miedo

o amenacen con retirarte la palabra.


Y es que solo una máxima tiene sentido

en los días de desatino,

donde todo parece lo mismo,

pero nunca nada lo es:

Ante todo, sé justo contigo;

no hagas lo que no quieres hacer.


3 comentarios:

Sharif dijo...

Y bueno, así es la vida, un pañuelo efectivemente :D
Me da gusto saber de ti.
Un beso.

Enrique GB dijo...

Buenísimo, diría yo.
Felicidades por atreverte a saber.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Gracias, Enrique, por pasarte por aquí. Seas bienvenido.

Un saludo!