08 septiembre, 2012

Misión imposible: Encontrar un piso de alquiler decente

Encontrar un piso decente para vivir en Sevilla es más difícil que encontrar a Wally en una convención del Atlético de Madrid. Sobre todo si:

a) Tienes poco dinero.

b) Quieres vivir sola.

c) Tienes una facultad a la que ir todos los días.

d) Tienes 6 hijos de diversas especies que requieren de espacio.

e) Te gusta vivir con dignidad.


Teniendo en cuenta la segunda y cuarta condición, buscar una habitación no es lo suyo, sino un piso. Muy decidida me voy a las páginas de alquiler de pisos y en seguida introduzco la ciudad y el importe máximo de alquiler que estoy dispuesta a pagar. Los resultados no se hacen esperar:


Piso prototípico 1: La ratonera.

¿Ha deseado poder ducharse en la cocina alguna vez o cocinar en el dormitorio? ¡No se preocupe! Tenemos un excelente piso muy céntrico donde la falta de espacio le llevará a tener las orgías más interesantes de su vida. Nosotros pensamos que el oxígeno es un lujo que no todo el mundo puede permitirse. Algunos dirían que éste piso es una jaula de hámster, pero nosotros preferimos decir que es íntimo, perfecto para personalidades antisocia... eh... individualistas.


Piso prototípico 2: La reliquia.

¿Nota cómo la nostalgia le corroe cuando visita un museo de antigüedades? ¿Siente que todo tiempo pasado fue mejor? Si es así, le recomendamos nuestro apartamento old style, jurándole sobre la tumba de Bécquer que el mueble más nuevo que encontrará data de la Primera Guerra Mundial. Si es usted un aventurero al que le gusta vivir al límite, pruebe las jurásicas butacas del salón-comedor ¡nunca se sabe cuándo van a venirse abajo provocándole una fractura de cadera! Y si lo alquila durante dos años, le regalamos el cuerpo sin vida de Alfonso X El Sabio que está en la bañera.


Piso prototípico 3: Horror vacui.

¿Los espacios demasiado abiertos le provocan escalofríos? ¿Es la línea recta demasiado aburrida para usted? ¡Descuide! En este piso le garantizamos que no podrá entrar por la puerta a menos que sortee por encima los 4 muebles que están puestos en la entrada. Si sobrevive, todavía le queda escalar por encima de una cómoda, tres sillas, dos sofás y cinco mesas hábilmente dispuestas en el pasillo hasta llegar a la cocina, donde nada más abrir la puerta se le caerá el frigorífico en la cara. ¿No le parece excitante? Si quiere comprobar los límites de la física, alquile este habitáculo y podrá tener la satisfacción de explicarle a sus amigos cómo en un salón de 3 metros cuadrados pueden caber dos sofás de tres plazas y un televisor gigante de plasma, además de dos pequeñas palmeras. ¡No volverá a sentirse vacío en la vida!


Piso prototípico 4: Welcome to the jungle.

¡Este piso lo tiene todo! ¿Busca espacio, es estudiante y necesita un piso barato? Le recomendamos este bonito apartamento bien comunicado, luminoso, con aire acondicionado y tres dormitorios... ¿truco? ¡No tiene ningún truco! Este piso está disponible y listo para entrar a vivir -si puede sortear para ello, por supuesto, a los dos traficantes que circulan por el barrio, los cinco chulos que reclutan jovencitas como prostitutas entre las vecinas, el vecino que vive encima suya que colecciona cadáveres de estudiantes y la familia de simpáticos psicópatas que se mearán en su puerta para darle la bienvenida al barrio. ¡Recomendado para estudiantes de Psicología y Sociológia interesados en trabajo de campo! ¡Porque nunca fue tan expeditivo el ir a hacer la compra! Y si por accidente contrae el SIDA de alguno de los yonkis del barrio, le incluímos la luz y el agua en el precio durante 2 meses.


Piso prototípico 5: El ideal.

¡Eh, usted! ¡Sí, sí, usted! ¿Es una jovencita a la que le gusta el silencio, las zonas ajardinadas y la posibilidad de pasear por la noche por el barrio sin recibir un navajazo? ¿Vive con 4 gatos, una coneja enana y un agapornis? ¡Pues tenemos el piso perfecto para usted! Dos dormitorios, cocina, distrito tranquilo, muebles a convenir, vecindario respetable... y todo esto nada más y nada menos que ¡en Toledo! ¡Sí, sí! Si quiere usted vivir tranquila y feliz tendrá que mandar la carrera a tomar por culo y venirse a vivir a otra ciudad, porque en Sevilla no va a encontrar una puta mierda con los criterios que usted establece. Le deseamos una agradable estancia en las 3000 viviendas o, en su defecto, en un bonito pueblo extremeño. De nada.


Muérome de estrés, porque necesito un piso YA.


3 comentarios:

Guillermo Loaysa dijo...

Adoro esa capacidad tuya de construir un buen chiste a base de mala leche.

harazem dijo...

Puedes darles a los sevillanos la idea que ha tenido la Gerencia de Urbanismo de Cordoba de permitir convertir los locales comerciales en viviendas: lofts sin paeres.

Josefo el Apóstata dijo...

Sé como te sientes, soy inquilino profesional, llevo 35 años viviendo de alquiler.
En esto la paciencia es la que cuenta. No desesperes, acabarás encontrando lo que necesitas, perdón, lo que necesitáis.