31 enero, 2009

Epígrafe para un libro (o alma de mujer) condenado







Lector apacible y bucólico,
sobrio e ingenuo hombre de bien,
tira este libro saturnal,
orgiástico y melancólico.

Si no has estudiado retórica
con Satán, el astuto decano,
¡tíralo!, no entenderías nada,
o me creerías histérico.

Mas si, sin dejarse hechizar,
tus ojos saben hundirse en los abismos,
léeme para aprender a amarme;

Alma singular que sufres
y vas buscando tu paraíso,
¡compadéceme!... si no, ¡te maldigo!


Bienvenida de Baudelaire en "Las Flores del Mal"


4 comentarios:

Perfect Stranger dijo...

Cualquier comentario sobra.

Besos Elvira

Mirthas dijo...

Como ya te dije, ¡qué perfecta puerta te has buscado para crear esta entrada!

Sharif dijo...

¡Me gustan estas amenazas!

Joaquín Jesús dijo...

Sublime

PS: Esa foto, como te dije, me encanta.

Besos