15 enero, 2009



Soy una perfecta medianía imperfecta.




3 comentarios:

Joaquín Jesús dijo...

La imperfección es muchísimo más interesante que la perfección: "ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo".

Perfect Stranger dijo...

¿Y acaso no es eso lo que nos hace diferenciables y elementos cuasi-irrepetibles, las pequeñas imperfecciones?

;)

oLiD dijo...

Tan sólo una más, igual de irrepetible que cualquiera, única.