26 agosto, 2011

Por qué creo que deberías ir a votar el 20N... y siempre.


Esta entrada va dirigida a ti, posible votante que nunca va a votar o que vota en blanco, con todo mi cariño.

Soy una chica joven llena de sueños como tú, o como tu hermana, o como tu novio, o como tu hija o como tu abuelo, y quisiera contártelos para saber si puedes ayudarme a conseguirlos.

Me gustaría tener un sistema justo, equitativo, democrático, donde fueran los ciudadanos los que decidieran qué es lo que va a pasar con su país. Un país lleno de gente bien formada e informada, que tenga libertad para elegir su propio destino. Creo que esto no sólo es deseable, sino que se trata de una meta perfectamente alcanzable si cada uno pone un poco de su parte.

Esto nunca es fácil, pues todas las personas que vivimos en un país somos muy diferentes entre nosotras y podemos llegar a tener opiniones totalmente dispares. Pero si somos capaces de dejar a un lado las diferencias, podemos centrarnos en aquellas cosas que nos acercan los unos a los otros, en aquellas cosas que, independientemente de nuestra condición, creencia, sexo, edad, orientación sexual, color de piel, de ojos o de pelo, tenemos en común.

Yo quiero un sistema realmente democrático, como dije antes, y me gustaría que me concedas un poco más de tiempo para que pueda expresarte mis ideas.

Sé que probablemente serás muy distinto a mí. Pero trataré de encontrar puntos comunes entre tú y yo y crear un lazo entre nosotros de mutuo entendimiento.

Quizá tus ideas sean anarquistas. A mí el anarquismo me parece una ideología preciosa y creo que sería deseable vivir en un mundo cuyas bases estén asentadas en la bondad del ser humano y la libertad de acción. Sin embargo pienso que la anarquía es una utopía por una razón: creo que va en contra de la naturaleza del ser humano. Si todas las personas fuéramos intrínsecamente buenas, si pudiéramos convivir en paz con nuestro entorno y todos los seres que viven en él, créeme que sería la primera persona en apostar por la anarquía. Y aunque esa anarquía sea posible en ti, en mí, hay muchos millones de personas en este planeta que no son compatibles con ella. Hay seres humanos muy egoístas, crueles, belicistas y por muchos siglos que pasen esto no dejará de ser así, porque llevamos la violencia y el egoísmo en los genes. Lo cierto es que necesitamos orden, necesitamos depositar nuestro poder humano en algunas personas para que el mundo no sea un caos. El universo tiene sus normas y nosotros, como humanos que nos desenvolvemos en él, no estamos exentos de esta necesidad de orden. Quizá el poder horizontal sea posible en pequeños grupos, pero cuando somos millones y millones deja de ser plausible.

Te pido por favor que reconsideres tu derecho a votar, ya que por mucho que no nos guste, vivimos en un sistema democrático con unas normas de juego muy claras y para cambiar aquellas que no te gustan hace falta participar en él. Si no lo haces, es el sistema el que se ríe de ti. El que vota, decide, y el que no, deja que los demás decidan por él. Si eres anarquista puedo considerarte una persona que no elige lo más cómodo ni lo más fácil, una persona a la que no le gusta seguir la corriente. Y eso me parece admirable. Necesitamos personas críticas, con valor para cambiar las cosas y que no tengan miedo de defender sus ideales. Por eso te pido que te atrevas a entrar en el juego, que leas las opciones que los distintos partidos políticos dan y que elijas el que más te guste y vayas a las urnas a defenderlo. Sólo así conseguiremos que nuestro parlamento esté cada vez más lleno de gente realmente elegida por el pueblo. Hay buenas ideas, muchas opciones interesantes por ahí, hay partidos que se han formado hace poco y que tienen sangre fresca y coraje para defender aquello en lo que creen. Busca aquel con el que te sientas más cómodo y dales la oportunidad de entrar en el Parlamento. Por ti, por mí, por todos aquellos que te rodean y que también merecen una sociedad mejor, aporta tu granito de arena.


Si tus ideas son anti-sistema, te diré que a mí tampoco me gusta el sistema actual de capitalismo feroz en el que vivimos. Quiero cambiarlo. Y quizá, como un anarquista, seas una gran defensor de que nadie te diga lo que tienes que hacer. Yo también odio que me impongan actos que no están de acuerdo con mis ideas. Quizá quieras destruir el sistema actual y no instaurar ningún otro, pero te diré que tal cosa nos llevaría a todos al borde del desastre. Somos muchas personas, necesitamos ponernos de acuerdo, necesitamos que alguien acepte la responsabilidad de hacer lo correcto para todos, porque si todos intentáramos decidir a la vez nunca nos pondríamos de acuerdo. Por eso necesitamos una democracia, donde todos tengamos voz y voto. En España tenemos varios partidos políticos cada uno con sus ideas a los que somos libres de votar. ¿Por qué no te informas acerca de sus propuestas? Quizá alguna te interese. Yo te propongo que cambiemos el sistema actual y busquemos uno democrático y justo para todos, donde todos podamos expresar nuestras ideas y decidir qué es lo mejor, pero para conseguirlo necesitamos entrar en el juego de la política y las urnas para lograr que los candidatos que lleguen al Parlamento sean de verdad personas al servicio de la ciudadanía. Un ciudadano bien informado es un tesoro y si te informas sabrás que no yendo a votar estarás colaborando con la perpetuación del sistema injusto en el que vivimos. Si lo odias tanto como yo, si quieres cambiar las cosas, sé más listo que ellos, no te conformes con quedarte en casa y sal a votar. Sal a defender aquello en lo que crees.


Si te quedas en casa porque no te apetece votar o porque la política te resbala, te pido que reflexiones. Tenemos este mundo no porque las personas malas sean demasiadas, sino porque a menudo las buenas no hacen nada. ¿De veras no te interesa lo que ocurre en tu país? ¿No te interesa el sueldo que te pagan, la casa en la que vives, si tus padres el día de mañana no pueden vivir con una jubilación digna, si te tratan en el trabajo como basura? ¿No te interesa tener una sanidad de calidad, que no te traten según tus ingresos económicos en un hospital público sino por el mero hecho de ser una persona que necesita atención médica? ¿No te interesa que tus hijos tengan una buena educación o que tú mismo tengas el suficiente sentido crítico como para decidir qué es lo que verdaderamente quieres y lo que no? El día de la votación dura, eso, todo un día, ¿no tienes unos minutos para ir a votar? Son sólo unos minutos de tu tiempo en el que decides tu futuro y el de las personas que quieres, el de todos nosotros. Sé responsable, por favor, y piensa que un pequeño sacrificio tiene una gran recompensa si lo haces bien. Infórmate de las propuestas políticas y vota la que quieras. Pero no nos dejes en manos de tiburones políticos sólo porque no te apetezca ir a votar o porque pases de la política. Y es que tú puedes pasar de la política, pero la política nunca va a pasar de ti. Eso dalo por hecho.


¿Desencantado con la política? Haz un esfuerzo. Sabemos que el panorama actual es deprimente, pero lejos de venirte abajo por eso, échale un par y trata de cambiar lo que ocurre en nuestro país. Es normal que estés contrariado con lo mal que nos han tratado los políticos en España, pero precisamente por eso no deberías cejar en tu empeño de buscar una buena alternativa que te represente. No, no digas que “ningún partido me representa”. ¿Sabes cuántos partidos políticos hay? Cientos. Sí, conocerás al PP y al PSOE. Con un poco de suerte también conocerás IU, a Equo, a UpyD. ¿Nada más? Venga, puedes hacerlo mejor. Busca más partidos, que los hay (Partido Pirata, Izquierda Republicana, Ciudadanos Cabreados... son sólo unos pocos). El caso es que no dejes que el no votar favorezca a los partidos de siempre. ¿Desencantado con la política? ¡Pues que se note! ¡Réstale votos a los partidos mayoritarios aportando el tuyo! Hazles daño, no dejes que con tu pasividad te lo sigan haciendo a ti.


Si eres una mujer o una persona de clase media o baja, tienes más delito aún si no vas a votar. Cuando se instauró el voto por primera vez sólo podían votar los burgueses, los que eran varones y tenían poder adquisitivo. Ha costado esfuerzo por parte de muchos ciudadanos el que todos los hombres puedan votar sin que se tengan en cuenta sus posesiones o la cantidad de sus ingresos. ¿Y qué me decís de las mujeres, las eternas ciudadanas de segunda, incluso a día de hoy? ¿Conocéis a las sufragistas, a los filósofos que lucharon porque recuperáramos el lugar que nos corresponde? Muchas mujeres murieron o fueron encarceladas por defender el que a día de hoy puedas ir a votar con todo el derecho del mundo. No seas ingrata. Agradece a todos aquellos que lucharon por ti lo que hicieron en su día y ve a votar con la cabeza bien alta.


Si eres de las pocas personas que vota en blanco te felicito por al menos tomarte la molestia de ir a votar. Pero tu estrategia no es nada eficaz. Supongo que lo que pretendes es comunicar que los partidos no te representan y que quieres ver escaños vacíos como castigo. Siento decirte que no vas por buen camino. Si votas en blanco, lo único que consigues es dificultar la tarea de los partidos minoritarios de llegar al Parlamento. Eso significa que estás favoreciendo el bipartidismo de este país y no los estás castigando para nada. Te agradecería que leyeras la siguiente reflexión. ¿Sigues pensando en votar en blanco? Si de verdad quieres castigar a los políticos actuales, dale tu voto a otros. Eso sí les duele. Y si sigues esperando que el Parlamento se quede vacío a base de escaños conseguidos por votos en blanco, creo que debes desengañarte y saber que eso no va a pasar, al menos si eres consciente de los fervientes seguidores del PPSOE que hay en nuestro país. Piensa además que aunque se consiguiera que el congreso y el senado se quedaran vacíos, seguiríamos necesitando que alguien tomara las riendas del sistema, porque somos seres gregarios y necesitamos que alguien nos dirija para ponernos de acuerdo. Finalmente tendrías que votar a alguien, con lo cual sólo estarías retrasando ese momento al votar en blanco. Dale su merecido al PPSOE, no impidas a los partidos minoritarios -que van a ser quienes cambien las cosas y este sistema tan poco justo- acceder al Parlamento. Quítales representación a los partidos mayoritarios, que son los que quieren seguir perpetuando esta situación de injusticia hasta el infinito y más allá. Hazlo por todos nosotros. Ve y vota un partido. Al que sea, pero vota.


Quiero un país con ciudadanos bien formados e informados, que sean conscientes de la importancia de sus decisiones, de que la unión hace la fuerza. Un voto puede no ser nada, pero si hablas con tus conocidos, con tu familia, con tu pareja, con tu círculo de amigos serán muchos votos hechos con responsabilidad y sabiendo lo que hay. ¿Y si todos hacemos lo mismo? A veces un sólo voto es lo que marca la diferencia, nunca lo olvides. Individuo a individuo, las sociedades se ponen de acuerdo y cogen el timón de la Historia.


El 15M los españoles dimos un puñetazo en la mesa y desde entonces los logros ciudadanos han sido cada vez mayores.


Sé un ciudadano responsable, toma las riendas del país, no dejes que los demás decidan por ti, no dejes que te engañen con el voto en blanco o nulo o con el no ir a votar. El deber de todos es estar bien informados. Pasar de la política es pasar de todas las personas que quieres y de ti mismo, porque los políticos nos gobiernan nos guste o no. Sé realista, actúa.


Soy una soñadora y sueño con ello.


Además de mi promesa de ir siempre a votar de forma responsable, este escrito es mi granito de arena.


... ¿Y el tuyo?


3 comentarios:

K4M4R4 dijo...

Es una iniciativa estupenda que hayas hecho esta "mini campaña de concienciación ciudadana", porque la gente debería estar más informada, pero por desgracia hay más borregos en este país (de los que no quieren o les da igual informarse) que gente que verdaderamete piense. Sin ir más lejos hoy en las noticias de Antena 3 le preguntaban a la gente en la calle que qué les parecía la reforma de la constitución y tal y muchos decían (sin practicamente saber acerca de qué se les estaba preguntando) que si el PP y el PSOE estaban llegando a un acuerdo (como si hubiera que darles un premio por dejar de escupirse unos a otros en el congreso) que estaban a favor, claro, que ellos saben lo que hacen. Fue un facepalm total para mi.

Es un poco deprimente pensar que el resultado del 20-N va a ser probablemente el de siempre por esa gente, pero en fin, por eso mismo tiene que defender cada uno lo que piensa y reflejarlo en las hurnas. Yo siempre lo he hecho desde que tengo voto ;)

Un saludo!

Josefo el Apóstata dijo...

Muy bueno, Elvira. Este artículo es algo más que un granito de arena.

Mi granito en las pasadas elecciones fue votar a un partido de ámbito local (País vasco) recién formado por el que se presentaban algunos amigos/as. Se llama el PUMM (Por Un Mundo Mejor), no dió para obtener ningún representante, pero lo hubiera obtenido si no se aplicara la dichosa Ley d´Hont, que es la que debemos conseguir eliminar cuanto antes.

Dario dijo...

Excelente artículo :) No estás sola, somos muchos que estamos poniendo nuestro grano de arena.

Yo mismo he publicado este artículo http://blog.dario.im/2011/08/abstencion-en-el-20-n-camino-al-fracaso.html y he creado esta web para que todo el mundo se informe http://socvot.com/

También me hice eco de este texto: http://blog.dario.im/2011/07/una-propuesta-para-cambiar-el-sistema.html

Entre todos podemos cambiar las cosas. Yo sueño con un futuro nuevo, dónde se gobierne desde el sentido común y que nuestra voz no se vea olvidada a un gesto cada cuatro años.