08 julio, 2011

Fuck yeah

Por fin ha llegado el verano para mí.

Días de estar entre gatos, caminando semidesnuda por casa, acostándome a las 3 bebiendo vino o cerveza o Sunny con vodka desde mi sofá y viendo pelis de terror, que es mi vicio secreto, además de tener la esperanza de coger por fin un libro que no tenga en la portada las palabras "manual", "conducta", "psicofisiología", "funcionalidad", "metodología", "¿cómo saber si usted está loco? En 3 cómodos pasos".

Ganas de volver a cabrearme a la más mínima y volver a escribir burradas en este blog, o en cualquier otro y seguir perdiendo lectores porque no tengo remedio.

Tengo que darle más carisma a este blog, está bastante apagado últimamente, con esos pseudopoemas depresivos que a nadie gustan, a mí la primera.

Buenas noches y buena suerte.

2 comentarios:

Josefo el Apóstata dijo...

¡Pues a mí sí me gustan!
Mucho más que el suny con vodka...

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Jajajajajajaja. Touchée. Es que soy estudiante y no puedo ponerme casi nada mejor...