09 julio, 2011

Vecinos invasores

Pero no, no me refiero a la película.

¿Por qué no puedo encontrar en Sevilla un puñetero lugar donde la gente tenga un mínimo respeto por las personas que viven al lado (o debajo, o encima, o en su misma casa)?

Es prácticamente imposible. Tienen que poner su flamenqueo barato a toda hostia, porque si no no se siente la pasión flamenca... Todos los puñeteros sábados igual. Y en días aleatorios también.

Y cuando la "música" no está puesta, están pegando gritos. Tampoco saben bajar las escaleras como personas normales, no, cuando alguien baja nos tenemos que enterar todo el edificio porque parecen elefantes patinando en una cacharerría.

Para más inri, la mayoría de ellos tienen varios hijos, porque claro, al ser semicanis no les llegó la neurona para ponerse el condón, y como no tienen ni puta idea de criar niños, ahí los tienes siempre llorando y gritando como descosidos. Las personas que no están capacitadas para ser padres no deberían serlo.

Y es que el que me invadan el aire de mi casa con música horrible me pone de los nervios... Así que, aunque sólo sea por joder, que parece que es la única filosofía que entienden, les voy a poner un regalito a todo volumen... Y es que yo si me pongo, también puedo ser maleducada de la hostia...



4 comentarios:

Laura dijo...

Hola Sapete =)

Veo con alegría que has vuelto a escribir en tu blog.

Me ha gustado mucho esta nueva parrafada tuya con la que estoy totalmente de acuerdo. Ante todo, no lo pases mal a causa de la gentuza desconsiderada. Busca modos para relajarte y que no te pongan de los nervios.

Cuídate mucho =)

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Hola Laura. Gracias por comentar, lo cierto es que llevas razón, que no debería cabrearme por personas que vienen defectuosas de fábrica. Por otro lado me tienes intrigada, chica, ¿cómo has llegado a este agujero de depravación que es mi blog? Últimamente sólo escribo tonterías, este sitio está dando estertores ya...

¿Y por qué Sapete? Me hace mucha gracia, pero también me tiene sin dormir dándole vueltas (recuerda lo de mi neuroticismo profundo y eso: ¿quién es ella? ¿y por qué me llama así? ¿me conoce? ¿sabe donde vivo?).

Sé que has escrito comentarios antes, pero para mí sigues siendo todo un misterio.

Cuídate también.

Besines.

Laura dijo...

No Sapete, no, no digas lo de que este sitio da estertores. Tú escribes muy bien y no debes dejar de hacerlo en este blog tan depravado como tú misma. Nos pondrías muy tristes a tus seguidores.

Disfruta del verano pero no dejes de lado el blog, anda.

Besote =)

La juglaresa dijo...

Qué gran cancion (y de qué gran serie). ¿Se les bajaron los humos a tus vecinos, al menos durante un ratito?

Mi vecina pone la radio a toda pastilla a las tres de la mañana cuando estoy tratando de dormir. Y a mí, cosas de la vida, se me olvida quitarle la distorsión y bajarle el volumen a la guitarra eléctrica cuando la toco (de buena mañana o cuando sea).