06 julio, 2011

Serie Lost (Perdidos) Opinión personal sobre los personajes


El otro día estuve recordando la serie Perdidos y bueno, teniendo en cuenta que mis entradas más exitosas son las de los Pingüinos (Why, God, why?) y la crítica que le hice a Furia de titanes, pues me vais a permitir que me gane unos lectores extra si Google lo ve bien.

Lost tiene una particularidad y es que las temporadas impares (1,3 y 5) suelen estar mucho mejor que las pares (2,4 y 6). De hecho su bodrio de final quizá no lo hubiera sido si hubieran hecho una temporada más (7) o la hubieran dejado en la 5, que creo que hubiera sido lo mejor aunque fuera una jugada tela de cabrona (para aquellos que no recordáis el final de la quinta temporada, ahí va un memorandum: "Estalla, hija de puta" golpe, golpe, explosión).

Iba a comentar toda la serie, pero me di cuenta de que iba a ser un procedimiento largo y tedioso, y es que la lían tanto que realmente un post no da de sí para poner la serie a parir donde procede.

Así que me voy a liar a guantazos con los personajes, que es más ameno y así puedo descargar parte de mi tensión (hay SPOILERS, por supuesto):



Jack. Jack es el personaje prototípicamente plano y soso que suele gustar a la audiencia porque "es el bueno" (lo cual dice muy poco de la audiencia). Es "mono", es médico y tiene una insana obsesión por "hacer lo correcto" que le hace forzar las situaciones hasta el extremo. Se suele decir de él que es un personaje "razonable y guiado por la lógica", pero yo no le veo tal. Quizá tenga de vez en cuando razonamientos acertados, yo no digo que no, pero como es un maldito mandón, sus decisiones acertadas quedan siempre ensombrecidas. Y es que, por muy médico que se sea, uno no puede decir que las cosas se hacen "por mis cojones". Es insoportable casi hasta el final de la serie, donde parece que al fin recapacita un poco y deja de ser tan capullo (el pobre es de procesamiento lento, angelico, como la mayoría de los espectadores). Lo que peor me sentó es que cuando Jack "muere" es cuando termina la serie. ¿Por qué? A mí nunca me interesó Jack, las escenas de su vida me aburrían de sobremanera. La serie se supone que giraba en torno a La Isla, no en torno a Jack.

Inciso: Eso de que los guionistas y directores etc. de la serie excusaran el capítulo final diciendo que "la audiencia lo que quería era aclarar qué pasaba con los personajes, si eran felices y comían perdices, si encontraban o no una solución a sus conflictos" me suena a "hicimos lo que parecía más fácil". A mí me daba igual si los personajes resolvían sus conflictos amorosos de niños de patio de colegio. Yo lo que quería era que me resolvieran los misterios de La Isla, que era lo interesante. Si luego quieren resolver los conflictos de sus personajes, de acuerdo, pero era absolutamente secundario. Nada, que la ambición les pudo y como querían tener contentos a los descerebrados de sus seguidores con escenas melodramáticas empalagosas metieron la pata hasta el fondo.

John Locke. Maldita sea. Locke molaba. Siempre moló. De no ser por él, Jack siempre se saldría con la suya y se le hubiera puesto el ego a niveles estratosféricos. Un tío como Locke, que siendo minusválido se levanta de pronto, que tiene una conexión especial con la isla, que sabe cazar, sabe desenvolverse por sí mismo, es el sentido común en persona y el verdadero líder natural... van y lo ponen en un lugar más secundario, porque claro, Jack es el que importa. Pues miren, no. Cuando las cosas se ponen verdaderamente putas, ¿a quién acuden los personajes? Jack tiene demasiados complejos, está siempre demasiado ocupado poniendo cara de "yo sé qué es lo que hay que hacer" para saberlo de verdad. Locke sí lo sabe, sólo que a él no le hace falta poner ninguna cara. Y claro, para que Locke no siga estorbando, lo matan. Eso me hundió. Una historia de amor que tuviera a Locke como prota si me hubiera llenado más, no como el triángulo amoroso churro que nos hicieron tragar. Lo que me lleva a...

Sawyer, que hace de tipo malo y chico duro del instituto. Uuuh... qué miedo... ¿dará el mismo miedo cuando me ate a la cama con pañuelos de seda? Cough cough, perdón, que se me va el hilo. A ver, Sawyer al principio es un capullo con mayúscula. Te entran ganas de atarlo... o de dejarte atar. Además no sabes por dónde va a salir, se le va mucho la olla, es violento y siempre está mirándose el ombligo y pasando de los demás. Es un personaje bastante anticarismático, que por muy bueno que esté no se salva porque a veces los tipos cargados de testosterona dan miedo. Pero por supuesto, evoluciona y con ello, tus ganas de... Tiene un pasado trágico y oscuro (tenían que justificar su egoísmo galopante), y tras su máscara hay un tipo sensible y culto y jooo... no sabes de qué tienes más ganas, de abrazarlo como a un niño pequeño en una casita londinense junto al fuego mientras la lluvia cae afuera o de dejar que te empotre contra la pared en cualquier lugar.

Kate, que podría haber llegado a ser una voz importante en la serie, se conforma con un papel de mierda de "chica guapa que de vez en cuando echa un cable" de lo más triste. Su pasado de ex-convicta y tener un temperamento más o menos peleón deberían de haber bastado para cerrarle la bocaza a Jack. Pero no, como es la chica más apañá de la serie, tiene que enamorarse de él. ¿Qué mujer que no vaya tras el dinero o tras un status social puede enamorarse de Jack? Pero si tiene escrito en la cara que folla bastante mal, es mandón, histérico y yo no sé a ella, pero a mí me excita tanto como las babas de un caracol. Cuando vemos que Sawyer también le presta atención piensas: genial, Sawyer se va a quedar con la chica. Pero no, Kate tiene que ser tonta y acabar con Jack porque así lo exige el guión. Cuando lo ves pones cara de ¿pero qué me estás contando? y sobretodo: si eres así de imbécil, Kate, y te quedas con Jack... ¿podrías mandarme a Sawyer? ¿Pero qué clase de mujer se queda con Jack teniendo a Sawyer? Es más, si Jack fuera el último hombre de la Tierra, ¿qué mujer no se haría lesbiana? El problema está en que Kate tiene que cumplir clichés sociales, a saber: las chicas tonteamos con "los malos", pero nos casamos con "los buenos". Kate es la esperanza de los tipos aburridos llenos de inseguridades que conforman la gran parte de la audiencia ya que: "aunque el otro tío me dé mil vueltas, al final yo sé que ELLA se va a venir conmigo". Que sepáis tipos aburridos y llenos de inseguridades que si en la vida real ELLA se va con vosotros, ELLA no mola tanto y probablemente también folla mal, es mandona y está tan llena de inseguridades como vosotros (por eso se queda con vosotros, porque le da miedo entre otras cosas no cumplir con las expectativas del tío que sí mola).

Hurley/Hugo. Aunque aparece en un principio de forma esporádica y piensas que simplemente lo tienen ahí para que cumpla el papel de "chico gordito y bueno de la serie", la verdad es que al final se desmarca de ese papel desabrido. Hugo es bueno de verdad, no tiene pretensiones, destila corazón de oro por cada uno de sus poros y nada tiene que ver su apariencia física. Además, cuando tiene que plantarse, se planta. No es el típico bueno-y-tonto que tanto coraje me da. A la chita callando se va haciendo hueco entre los personajes, siempre dando un buen consejo, casi siempre siendo coherente consigo mismo, algo que es de agradecer. No se lo tiene nada creído y eso gusta: es un tío natural, sin complejos y con las cosas claras.

Jin y Sun. Está claro que de esta parejita, el héroe es él. Jin te da tres patadas en el estómago cuando lo conoces. Esa mente coreana tan cerrada lo relegan a "tío que no quiere nada con nadie y encima trata mal a su esposa". Sun tampoco es que caiga bien, porque le aguanta las tonterías y tiene una pinta bastante pusilánime y sumisa. Menos mal que cambia la cosa. Al pobre Jin lo que le ocurre es que su suegro le ha jodido la vida y Sun no deja de ser la chica rica que se casa con chico pobre. Jin se desvive siempre por estar a la altura y Sun no es muy coherente con su marido. Al final normal que haya rencillas entre ellos, pero resuelven las cosas bastante bien. Es el prototipo de pareja con problemas serios que los resuelven con éxito y siguen adelante. Un aliciente para las parejas que no se entienden de la audiencia.

Michael y Walt. Sobráis. Sobráis del todo en la serie. Lo único que hace Michael es cagarla, ser un histriónico egocéntrico donde el mayor problema del mundo siempre lo tiene él. Apuesto a que le hubiera encantado ser el líder, pero no tiene carisma suficiente. Normal que su hijo en un principio esté distante con él, corcho, si es un verdadero imbécil lleno de traumas porque su mujer le dejó. Supéralo, tío. Walt la verdad es que está ahí simplemente para poner las cosas tensas entre los personajes. Es la excusa para que Michael pierda los nervios y se ponga a hacer imbecilidades. Menos mal que los eliminaron relativamente rápido. Caían realmente mal.

Charlie. Él molaba. Era el chico simpático y además músico que anima el cotarro y siempre tiene alguna chorrada por ahí para hacerte sonreír. Su inmadurez le había hecho caer en malos rollos de drogas y malas compañías y Locke tiene mucho que ver en que se le siente un poco la cabeza. Por otro lado, que se enamore de Claire dice muchas cosas buenas de él. Joder, qué coraje me dio que muriera. Debería haberse quedado con Claire y que hubieran vivido juntos y felices. Matarlo es una verdadera cabronada. Pero claro, como era bajista...

Claire, en el papel de princesa rubia en apuros. No puede estar la pobre más jodida: su avión se estrella, está a punto de dar a luz y encima no tiene un padre para el bebé. No entiendo por qué le da tantas calabazas a Charlie, con lo bien que él se porta con ella en todo momento. Siempre haciéndose la estrecha, se le hubieran quitado las tonterías con un buen polvo. Claire, hija, no me seas tan delicada y deja que el bajista te empotre, coño, que eso viene bien para la piel. Molas mucho más cuando estás sudada y hecha un asco, te da una pinta de salvaje genial. Si Kate hubiera estado acertada, te hubiera dado un par de hostias para que te dieras cuenta de lo que tenías. Pero Kate estaba demasiado ocupada decidiendo entre el médico con pelas y el bombón que te adora y que hubiera matado por ti. Si es que de donde no hay, no se puede sacar.

Sayid. Ahora soy un torturador, ahora eso me da asco, ahora estoy nostálgico porque añoro a mi enamorada, ahora me lío a patadas contigo... Qué tío, no sé aclara con el tipo de personaje que quiere ser. Es un personaje muy realista al tocar un tema de actualidad como el terrorismo y la guerra. Hubiera estado bien que le dieran más protagonismo, no que termina la serie y no sabes qué pensar de él. ¿Molaba o no molaba? La cosa es que al final me resulta de lo más indiferente, cosa que es una pena, porque tenía papeletas para haber marcado la diferencia...


Shannon y Boone, que se ve que los metieron de relleno porque los dos personajes son realmente idiotas y odiados y sirven de catarsis para la audiencia, que pide su sangre casi desde el principio (sobretodo la de ella)... Una pena que Boone muriera cuando estaba saliendo de su pozo de mierda. Por otro lado ¿por qué lían a Shannon con Sayid? No tiene ni pies ni cabeza. Menos mal que los mataron, porque se ve que no sabían muy bien qué hacer con ellos.


Benjamin Linus. Oh, mi querido Ben. Eres un tío que mola mil. Dando siempre vueltas, haciendo magníficos discursos, desencajando a tus rivales, nunca dejando claro de qué parte estás... Eres un jodido cerebro y a mí los cerebros me enamoran. Sí, ya sé que tienes pinta de lagarto, pero siento debilidad por los empollones marcadamente inteligentes que ven allí donde los demás no. Eres el único que torea vilmente a Jack, lo cual me encanta, así como a todos los demás. Misterioso, devora-libros, analítico... ñam ñam. No me importa que penséis que soy una enferma. Este tío es carne de psicóloga, normal que lo idolatre. Es de las pocas personas que podrían mentir en un test de personalidad y no se notaría. Oh, mi querido Ben...

Richard Alpert o el freaking Guy-Liner. De verdad... Se pinta tan bien los ojos que desde que vi Lost ya no me atrevo a pintarme yo por miedo a ser comparada con él. Richard mola. Tiene la cabeza en su sitio, es inteligente, misterioso, inmortal y está ahí para echarte un cable. Una pena que no le dieran más protagonismo, amén de una historia mejor. Sí, porque en el caso de Richard es realmente sangrante que su vida haya sido una telenovela colombiana. "Oh, mi amoool, yo te procuraré un médico y te curará. Mamasita, mi amoool, guache..." Etc. Lo que no tiene sentido, porque se supone que es de Canarias, como los plátanos. Pero bueno, es lo que tiene que la serie sea norteamericana, que los de EEUU se piensan que España está en México.

Desmond Hume. Sí, a este tío también me lo tiraría. Su novia es una petarda. Hume está mal de la cabeza, pero también es sensato, es guapo, culto, inteligente y un desgraciado (¿mencioné que también tengo predilección por los desgraciados?)... combinación ganadora. Además tiene ese extraño poder que hace que no le afecte el magnetismo. Y eso de estar en una escotilla en mitad de una isla, haciendo flexiones y dándole a un botón cada 108 minutos... Es un personaje original, además le carga a Jack el muerto de seguir pulsando la tecla... eso no tiene precio. Se merecía al menos volver a casa con la petarda de su novia y ser feliz, no que siempre se está comiendo los marrones de su destino fatal.

Faraday. Es un físico (con lo que me gustan a mí los físicos o científicos locos en general), friki, muy inteligente y aunque no es guapo guapo, es bastante simpático y tiene la cabeza en su sitio. Sí, también me gusta. Tampoco le dan el protagonismo que quisiera, aunque está bien que su vida sea una paranoia total. Una pena, Faraday.

Y bueno, lo dejo aquí, porque a pesar de todo esto se está haciendo muy largo. Me dejo a mucha gente fuera, con la que no suelo simpatizar para nada, como la imbécil-con-cara-de-estar-oliendo-mierda de Ana Lucía, o el sacerdote negro petardo, o Libby -que hace una representación penosa de las psicólogas- y no, no es creíble que se líe con Hugo, o la tía esa que también le gustaba a Jack... sí, la rubia esa tontadelculo... Danielle Rousseau es una excepción, la pobre, a lo Robinson Crusoe sin su hija y muerta de miedo en una isla hostil... Esta tía sí que tiene un par, además está mediogrillada y mola que vaya armada hasta los dientes...

Pero no os entretengo más. Si habéis leído todo esto es que vosotros también tenéis un par... Si es que no sé hacer opiniones cortas... Estoy profundamente tarada...


3 comentarios:

Green dijo...

Jack no era un personaje tan terrible a mi parecer...especialmente en las últimas temporadas. Para mí eso fue lo mejor de toda la serie: cómo Jack acaba heredando la voluntad de John Locke y la cumple en su lugar, creciendo como personaje al reconocer finalmente el auténtico significado de la isla, que los llevó allí por un motivo. Locke era un personaje excepcional que enseña algo a todos, pero humano como el resto, y creía en lo que la vida le había demostrado, en su caso la fe. Y además tenía cuchillos. Por eso molaba.

Elvira, el Cisne Negro dijo...

No es que me vuelva loca que la fe sea lo que mueve a John a veces, pero encaja en su rollo de personaje místico. El problema está en que Jack tiene demasiados favores por parte de todo el mundo, alguien tenía que darle caña. Y no, que al final (muy al final) rectifique un poco no lo salva de ser lo que es: un pardillo de procesamiento lento. Lo siento, pero con los personajes semiplanos... no puedo.

Guillermo Loaysa dijo...

Me quedo con los mismos que tú, ya lo sabes y lo hemos hablado ad nauseam. Lo único que me extraña es que hayas metido a Charlie entre los favoritos. Nunca me gustó su papel de rockero incomprendido que se tatúa el destino en sus nudillos porque no sabe forjarse uno. Es verdad que lo "redimen" un poco a él también antes de cargárselo y eso hace que lo sientas mucho por él, pero visto con perspectiva y un año después, puedo decir que no me cae bien.

De todos modos, exceptuando al personaje plano de Jack, que pega un salto incoherente en su trayectoria en la última temporada, los personajes van evolucionando de forma gradual dentro de sus roles arquetípicos.

Lo bueno de esta serie es que no hay "buenos" y "malos". Están "los otros" y "nosotros", y lo demás son puntos de vista. Como la vida misma.