23 junio, 2010

Oda a la Derecha Española (Va por ustedes)


Gracias a todos los retrógrados.
Hasta con vosotros se puede hacer arte, coño.


Yo no sé qué voy a hacer con la Derecha.

Me piden que sea justa, me piden que la quiera

pero por más que la miro,

siempre la encuentro fea.


El dinero lo mastican y degluten con fruición

esos señores sicarios, folklóricos

engominados, católicos y con corbata.

Siempre piden más pasta, –a veces, por favor-

y luego se la regalan a la Iglesia

por la gracia del Señor.

¿Dar a curas pederastas

el pan ganado con sudor?

¡¡Y se llaman moralistas!!

Menos hipocresía, por favor.


¿Me puede dar un argumento

y demostrarme que, de una vez por todas,

lleva razón? –pregunto a una de las reliquias

de la diestra del Señor.

-Cállese, por Dios. No me moleste

con sus impertinencias- dice,

casi dándome con el crucifijo

que lleva al cuello en la cabeza;

y sin darme una explicación

a modo de sacerdote,

se marcha con dinero a manos llenas

y un pobre niño entre las piernas.

¡¡Y luego yo soy la siniestra!!


¡¡Arriba España!! –gritan palabras vanas.

¡Pero si España está echada abajo

por sus mentes mentecatas!

Los políticos de la Derecha en España

tienen las manos manchadas de la sangre

de los que creyeron alguna vez

poder cambiar el mundo

y acabar con las desigualdades.

Se los llevaron a la cárcel a todos

o fueron aniquilados contra una pared.

¡Que los muertos de los rojos

se pudran en sus tumbas acumulando

olvido y polvo!

Y si el pueblo grita justicia,

lo silencian; y con demagogia indican

que trata de hurgar en viejas heridas

-que nunca llegaron a cicatrizar

por la enorme falta de justicia-.


La Derecha española es criminal,

y la pretendida Izquierda,

no sé lo que será

-además de una manada de inservibles manatís-

porque en este país

el sentido común brilla por su ausencia.


Sin embargo, la siniestra

sigue siendo una ideología válida,

aunque anticuada y olvidada,

con muchas cosas que cambiar.

Mas aún se la puede rescatar

de la estulticia y la ignorancia.


¿Pero amar a la Derecha?

¡¡Jamás!!

¿Cómo la he de querer,

si es vacua, ciega, sorda, inepta;

todo lo malo de este mundo a la vez?



4 comentarios:

Guillermo Loaysa dijo...

Pobre manatí...

Hasta el verso de "por sus mentes mentecatas" me ha encantado. Has sabido, como en otras ocasiones, mantener un buen equilibrio entre la guasa y el cabreo.

Después de eso viene solo cabreo.

Pero vamos, también el poema en conjunto es tan simpático como acertado ;)

Digna de un premio en poesía satírica xDDD

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Bah, es que me ha dado la vena. Entre que he visto que me han borrado mi comentario en Intereconomía.com por decir verdades como puños y que por otro lado el gilipollas ese con su amor Jurásico al Cristo sevillano... uf... Además, Harazem no escribe, me he quedado sin aliados. ¡¡Necesito algo positivo para las neuronas!!

Y me alegro de que te guste. Yo lo veo malillo, pero bueno, no pretendía que fuera un Nobel. Como diría un andaluz: 'Ta simpático.

Miquel dijo...

Manatíes...
mmm, coincido, ¿la foto la sacaste del blog de Rita Barberá?

No, ahora sin coñas,
el poema no es una maravilla liricamente hablando, pero deja claro que estamos ya hasta las pelotas.

Habría que hacer eso, refundar la siniestra, pero de verdad, jajajaja
A lo mejor en un tiempo me meto a política, es un tema interesante...

Un abrazo camarada

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Pues no estaría nada mal meterse a política en estos tiempos.

Este poema es del tipo de "Oda al mosquito sevillano" y "Padre: Tengo sexo con un mueble", mis dos poemas de humor más logrados.

Este es un desfogue simplemente, no es bueno, pero terapéuticamente me ha servido.

Un beso, Miquel