03 julio, 2010

El Mundial de fútbol


Seguid, seguid, malditos. Venga, todos juntos: Jugadores de encefalograma plano con entrenadores y cía, y seguidores aún más imbéciles todavía. Seguid tocando el claxon, aclamando la victoria de unos pocos como si realmente se tratara de una victoria nacional. Continuad gritando, demostrando así que, efectivamente, el ser humano no solo viene del mono, sino que proviene de una variedad de mono especialmente estúpida. Berread, imbéciles, porque se juega en Sudáfrica -cuyo emplazamiento geográfico no sabíais hasta este Mundial... ¿o siquiera sabíais el nombre?-, donde tanta gente muere de hambre cada día, un acontecimiento deportivo mundial que mueve miles de millones.

Y lo mejor de todo: Alegraos en el día de hoy, españoles, porque nuestro gobierno, gracias al cual vamos directamente a la quiebra económica y social, hoy nos sube el IVA para despistar, mientras se gastan las pupilas ejjjpañolas frente al televisor. ¿Qué vais a hacer luego? ¿Pedir ayuda a los sindicatos? ¡¡Ja!!

Fútbol y religión, opios del pueblo.

¡¡Españoles: ... SOIS GILIPOLLAS!!

Nada más que añadir.

2 comentarios:

Danteska1987 dijo...

Cuánta razón reunida en unas pocas líneas...Precisa pero exacta. Y la penúltima frase me hizo recordar algo que leí una vez en un muro mientras caminaba por una calle cualquiera de Sevilla (sorprendentemente): <>.
Y que después de tantos siglos parezcamos no haber cambiado en nada...tanta tecnología y sociedad de la comunicación (todo muy avanzado blablablá) para seguir dándole al pueblo pan y circo y todos contentos, aunque pensándolo bien en algo sí que ha cambiado todo y es que ahora parecen conformarse sólo con el circo.
En fin...disculpa que me extienda tanto. ¡Saludos!

Elvira, el Cisne Negro dijo...

Jajajajaja. Así es por desgracia. Me alegra que te extiendas, sobretodo porque no hablas por hablar. Te animo a comentar siempre que te apetezca.

Un saludo.